Nos levantamos a las 5:00. Habíamos quedado a las 5:30 con un taxi, para que nos llevara a una minivan y desde allí ir hasta Bangkok. A las 5:35 viene un chico de unos 16 años y nos dice que el es el taxista. Nos lleva en una scooter a mi, a Yolanda, y aparte 3 mochilas gigantes. El va conduciendo la moto, entre sus pies y la moto están colocadas dos mochilas, yo en el medio y Yolanda atrás con una mochila a la espalda. El viaje solo dura 5 minutos, pero nos parece surrealista ya que la agencia nos dijo que sería un taxi, no un adolescente montado en una scooter el que nos llevaría al punto de encuentro. No protestamos mucho, si queríamos aventuras aquí las tenemos… Bienvenido a Asia. Después cogemos una minivan a la frontera. El conductor tarda 2 horas. Va a más de 120 esquivando todo tipo de vehículos, coches, sidecars, motos, bicis, furgonetas, también niños, perros e incluso vacas…

Cuando llegamos a la frontera tenemos que rellenar la Visa on Arrival de llegada a Tailandia. Nos dan 15 días de visado hasta el 26 de febrero y yo regreso hasta el 07 de marzo. A mi no me importa porque al ir a Laos me darán otra por otros 15 días. Pero a mi compañera de viaje, le vence el 26 también y ella regresa el día 03 de marzo. Contratiempos del viaje. Siempre hay una forma de arreglar las cosas. Nos han soltado en la frontera pero no nos han dicho donde nos van a recoger después de hacer el trámite de entrada en Tailandia. Simplemente nos han puesto una pegatina en el pecho y a correr. Cuando hacemos todo el papeleo y después de andar unos minutos nos preguntan si vamos a Bangkok. Ya nos han localizado ahora a esperar a que todos hagan el trámite.

Después nos montamos en una pick up y vamos 8 personas en la parte de atrás. El equipaje de todos está en la zona de carga. Así que nos sentamos en el borde dejando media parte de nuestro cuerpo al descubierto. Nos miramos todos a la cara y sonreímos. Creo que todos estamos pensando lo mismo. ¿Dónde están las medidas de seguridad en este país? De primeras pensamos que íbamos a ir así hasta Bangkok pero nos llevan a un restaurante a esperar a otra minivan. Esperamos alrededor de 2 horas. Allí conocemos a un chico francés de 25 años. Ha terminado su carrera de química y lleva varios meses viajando por el sudeste asiático. A veces solo, a veces acompañado. La lista de países que ha visitado es amplia: China, Singapur, Malasia, Camboya, Vietnam, Tailandia, Indonesia…En 2 semanas irá a Australia a buscar trabajo. Viendo como se desenvuelve viajando, encontrará muy rápido.

Por fin vamos a montarnos a otra minivan camino de Bangkok. Antes se acercan 2 policías hacia nosotros. Nos preguntan que de donde somos. Le contestamos que de Francia y de España. Nos dice que nos demos la vuelta. En ese momento yo ya estoy sacando mi pasaporte un poco asustado. Nos damos la vuelta y hay otro policía apuntándonos con su…cámara de fotos: dispara –> foto. Se va dándonos las gracias. En España esto no pasa.

Nos metemos esta vez si en la minivan, que va a toda velocidad con los amortiguadores desgastados no…lo siguiente. Vamos dando botes todo el viaje y para colmo hace dos paradas de 20 minutos, que ralentizan aún más el viaje. Llegamos a Victory Monument donde baja mi amiga Yolanda y sorpresa…el conductor nos dice que bajemos ahí. Habíamos quedado en la oficina que nos llevarían a Kao Shan Road. El conductor no habla inglés, solo nos señala y nos dice ‘out’ todo el rato. Habíamos entregado nuestros billetes a un intermediario antes de subirnos en esta última van. Después de varios minutos protestando comprendemos que poco vamos a conseguir. Así que bajamos de la minivan. Eso si, enviaremos un mail de queja el chico francés y yo a su compañía.

El chico francés y yo cogemos un taxi con taxímetro(importante: sino tiene taxímetro te pueden cobrar lo que ellos quieran), hacia Kao Shan Road. Muy barato. Por media hora nos cobra 120 baths(unos 3 euros). Ya estoy en Kao Shan, dejo mi mochila en Rainbow hostel, donde me alojé el primer día y voy a cenar a Clandestino, un restaurante de comida rápida tailandesa enfrente de Rainbow Hostel. Pido un Pad thai pork, mientras en el restaurante suena: Próxima estación Esperanza de Manu Chao. Nada más terminar me dirijo al Palacio Real que por la hora que es ya está cerrado, así que voy a dar un paseo al lado del río Phraya, Al otro lado el templo Wat Arun. Uno de los más famosos de Bangkok, hoy no puedo visitarlo por lo tarde que es, pero…volveré

 

arun

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>