Hace un año conocí a una chica que me habló sobre su infancia en concreto sobre su educación. Me descubrió que era la pedagogía Waldorf. El hecho de que no se hicieran exámenes, que se fomentara la creatividad en vez del aprendizaje y que después de una discusión o una pelea se pararan todas las clases para que alumnos y profesores discutieran en conjunto sobre como sería posible evitar estas cosas, me hizo reflexionar. Había conocido otra manera de educar a las personas y sin duda que conectaba mucho mas conmigo que la educación habitual. Por ello me puse en contacto con Marcela Macías, autora del blog Pasion Waldorf, para que nos diera a conocer un poco mas de este tipo de educación. Sin mas dilación os dejo con la entrevista.

 

¿Qué es lo que más amas de la vida? 

La vida misma la amo, todas la posibilidades que nos da para amar, compartir, trasformar, crecer, ser. La vida es este constante devenir lleno de cambios, llena de momentos. Me gusta cuando me apasiono haciendo algo o cuando veo a alguien disfrutando al máximo lo que hace. Me gusta vivir los procesos y ese ir caminando y viendo como se nos va develando poco a poco la esencia sutil de la vida.

 

Defínete en tres palabras 

Humana, aprendiz, maestra.

 

¿Qué proyectos tienes en el próximo año? 

Seguir estudiando, hacer talleres de pedagogía Waldorf para padres y maestros. Seguir disfrutado la vida junto a mi esposo y seguir aprendiendo.

 

Libro, canción y película favoritos 

Desarrolla tu Cerebro. Joe Dispenza.

Un vestido y un amor. Fito Paez

Avatar

 

¿Cómo te ves de aquí a diez años? 

Como maestra Waldorf enseñando en algún colegio y universidad, disfrutando al lado de mi familia.

 

¿Qué acontecimiento en tu vida te ha marcado profundamente para bien o para mal? 

Haber estudiado música en el conservatorio fue una gran experiencia. Tener un padre que siempre ha dicho que lo más importante es ser feliz y tener una madre trabajadora y luchadora. Haber conocido a mi esposo hace 9 años y crecer junto a él todos estos años. Haber estudiado pedagogía Waldorf en Buenos Aires en un seminario en que la pedagogía Waldorf, la antroposofía y la triformación social eran una vivencia cotidiana. Tener una hermana con la cual compartir la vida. Son muchos los acontecimientos que lo marcan a uno, he sido muy afortunada de estar rodeada de una familia hermosa y de gente muy linda que sigue siendo parte de mi camino.

 

¿Cuál es el Personaje histórico que más admiras? 

Nikola Tesla.

 

¿Qué es para ti la felicidad? 

Disfrutar las cosas simples de la vida. Reír, ese sentimiento que te hace sentir como si el corazón fuera infinitamente grande y estuviera bailando dentro de ti y contigo.

 

5114837247_a7e61955b5_b

 

Hasta aquí la primera parte de la entrevista. A continuación empiezo con las preguntas mas relacionadas con la pedadogía Waldorf.

 

La pedagogía Waldorf no es muy conocida actualmente, ¿Puedes explicarla brevemente? 

La pedagogía Waldorf  tiene un trasfondo muy profundo y amplio y es algo más que un método educativo, porque tiene en cuenta una cosmovisión del ser humano en la cual se educa el pensamiento, el sentimiento y la voluntad.  La etapas del desarrollo de los niños y jóvenes son muy importantes y son acompañadas de acuerdo a sus necesidades. Por ejemplo los siete primeros años son el momento en el que los niños aprenden todo por imitación y es muy importante que los niños tengan modelos y actividades dignas de imitar. Entre los 7 y los 14 años el niño va pasando por diferentes procesos que requieren acompañamiento, por ejemplo entre los 9 y los 10 años los niños tienen un época de crisis importante, es el momento en el cual se afianza un poco más la individualidad, el niño se siente sólo, temeroso y se revela contra la autoridad. Si un padre o maestro sabe por lo que esta pasando cada niño lo puede acompañar de la mejor manera. Todas las materias se presentan de acuerdo a la etapa evolutiva por la cual está pasando el niño.  Además de estos procesos, se respeta mucho la individualidad de cada niño, se fomenta el desarrollo de la creatividad, las materias se presentan por épocas y todo se presenta mostrando el proceso, las matemáticas se enseñan a través del ritmo, el arte está presente en todo y los niños o jóvenes descubren las leyes en vez de memorizarlas. La educación es concebida como una obra de arte y por eso los maestros están en constante capacitación y constante autoformación, porque el maestro educa más por lo que es que por lo que sabe.

 

¿Qué crees que es lo mejor de la pedagogía Waldorf? 

Todo. El hecho de que los maestros se estén capacitando constantemente, el aprendizaje a través de épocas, el no acelerar procesos, el cómo se presentan los contenidos, la presencia del arte, el que todo lo que se hace tenga un sentido, la alegría de los niños cuando van y están en el colegio, las ganas de aprender de los niños, la no competencia, el que no hayan notas, ni director, ni inspectoría. El hecho de que aprender de por sí sea algo natural y entretenido.

 

¿Por qué crees que los gobiernos no apuestan por este tipo de educación?  

No lo sé, creo que en parte tiene que ver con un factor económico. Para mejorar la educación hay que invertir en formar buenos educadores, pagar sueldos dignos y hacer clases con 25 o 30 estudiantes como máximo, entre otras cosas. Todavía hay mucho que trabajar en cuanto a educación. El modelo Finlandés es un buen ejemplo de que sí se puede lograr, este modelo es como una mezcla de pedagogía Waldorf y tradicional muy bien equilibrada.

 

¿En que pueden ayudar la música, la pintura, o el teatro, en un mundo  cada vez más tecnológico?  

El arte en generar te alimenta el alma. Tal como dije al principio, si tenemos en cuenta el ser humano integral necesitamos alimentar el intelecto, el alma y el cuerpo.

 

¿Cómo se incentiva la motivación de los alumnos en este tipo de pedagogía? 

De manera natural, no acelerando procesos. Preparando lo que se va a presentar con entusiasmo, dándole la importancia y el tiempo que se me merece cada acontecimiento y disfrutándolo plenamente, sin saturar. La motivación es innata en los niños solo que cuando los aturdimos con demasiadas cosas y demasiados contenidos se desorientan y ya ni saben que quieren.

 

¿Por qué en este tipo de pedagogía no se hacen exámenes en edades tempranas? 

En realidad no se hacen exámenes a ninguna edad. Los exámenes se supone que están diseñados para evaluar cuanto sabe el estudiante, pero la realidad es que tú no necesitas hacer exámenes para saber si el estudiante aprendió o no aprendió. Los exámenes además de generar mucho estrés, generan competencia y una valoración desproporcionada del sentido del aprendizaje. Los niños estudian por una nota y una semana después ya olvidaron todo lo que habían memorizado. En los colegios Waldorf no se estudia por una nota, hay un interés inherente en aprender y ningún estudiante es mejor o peor que otro porque tenga más o menos habilidades en comprender un ramo; cada uno tiene sus propias habilidades, sus propios desafíos y dentro del grupo cada uno tiene algo valioso que aportar dentro de su individualidad. Los exámenes no sirven para nada.

 

¿Cómo se resuelven los conflictos y peleas entre alumnos con el método Waldorf? 

Depende mucho del maestro que esté a cargo, depende mucho de la edad. Yo en lo personal hablaba mucho con mis estudiantes del respeto por el otro y la tolerancia, incentivaba a que cuando tuvieran diferencias, las hablaran entre ellos, y generaba espacios de conversación en los cuales cada uno pudiera expresar su punto de vista, siendo yo mediadora la mayoría de las veces. Ellos aprendieron que muchas veces uno estaba en desacuerdo con alguien y que no por eso se tenían que hacer la vida imposible. No tenían que ser los mejores amigos, ni siquiera necesitaban sentir simpatía por el otro, pero si era importante respetarse, aceptar las diferencias y no tratarse mal entre ellos por tener pensamientos o formas de ver la vida diferente. Pero esta es mi experiencia personal con mi curso anterior, cada maestro ayuda a resolver los conflictos de acuerdo a las herramientas que tiene y muchas veces si el maestro se siente sobrepasado, entonces pide ayuda a los colegas y en la junta de maestros se mira la mejor manera de acompañar ese conflicto.

 

¿A qué edad crees que es la idónea para introducir a los niños en las nuevas tecnologías(Pc, móviles…) 

Yo creo que los 12 años es una buena edad. Los niños ya tienen más conciencia, su individualidad a tomado más forma y comienza el desarrollo del pensamiento abstracto, pero esta introducción debe ser paulatina.

 

¿Cuáles crees que son las actividades extraescolares que mejor complementan los estudios? 

Jugar mucho hasta los 10 o 11 años por lo menos, compartir en familia si es posible, cocinar, arte, deportes, idiomas.

 

¿Qué piensas del sistema educativo predominante? 

Creo que generalizar al sistema educativo predomínate es un error tan grande como generalizar la pedagogía Waldorf. Creo que hay grandes maestros en el mundo y todo tipo de instituciones en la cuales nos encontramos con todo tipo de cosas buenas y malas. En muchas instituciones los maestros están colapsados, no enseñan con amor ni entusiasmo y utilizan las notas para chantajear a los estudiantes, frustrarlos y bajarles el autoestima; en otras instituciones la competencia es desmedida y el estrés que manejan los estudiantes es insostenible, sin embargo, también hay lugares en los cuales los estudiantes son el centro y se vela por el bienestar de cada uno de ellos, se les enseña con entusiasmo, se cultivan valores, está presente el arte, trabajan en el huerto, cocinan, fomentan los deportes, etc. Yo creo que independientemente del sistema educativo en el que se trabaje, la diferencia la hacen los maestros. Creo que el foco debería estar en la formación de maestros.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>