22 de marzo del 2.015. Mientras la mayoría de los españoles dirigían sus pensamientos al clásico: Barcelona-Real Madrid, en Andalucía tenían lugar la primera cita de elecciones en este año. No olvidemos que en mayo tendremos las elecciones autonómicas y municipales y probablemente en noviembre las nacionales. Estas elecciones marcarán el camino de un largo año electoral que determinará en parte nuestro futuro y el futuro de la gente que nos rodea.

 

El resultado de estas elecciones deja claro varias cosas:

 

  1. El bipartidismo no ha muerto: entre PSOE y PP se reparten 80 de los 109 escaños del parlamento andaluz. Aunque ha perdido 17 escaños desde la última vez.
  2. Dos nuevas formas políticas que se estrenan entran con fuerza. Con 15 escaños: Podemos y con 9 escaños: Ciudadanos
  3. Tanto Izquierda Unida como UPyD han perdido buena parte de su apoyo electoral. Izquierda Unida ha pasado de 12 a 5 escaños. El número mínimo para obtener representación en el parlamento andaluz. UPyD no tenía representación y ha pasado de un 3’35% de los votos en 2.012 a un 1.93% de los votos en 2.015.
  4. El PSOE ha resistido mucho mejor (al menos en Andalucía) los casos de corrupción como los casos de Mercasevilla, Los ERES falsos o el caso Malaya que el PP (en el ámbito nacional) y sus ya conocidos: El Caso Gurtel, las tarjetas Black, operación púnica y un largo etcétera.

elecciones-al-parlamento-de-andalucia-2015-grafico-porcentaje-de-votos-y-reparto-de-escanos

Haciendo un repaso de los principales partidos políticos podemos hacer una distinción entre los vencedores y los vencidos. Para mí los grandes vencedores son PSOE y Ciudadanos. No ha ganado ni perdido Podemos y han perdido Izquierda Unida y PP.

 

PSOE: Aunque han resistido en esta comunidad, es un hecho que el bipartidismo está en horas muy bajas. El PSOE ha salvado los muebles porque Andalucía lleva votando lo mismo durante casi 40 años. Siempre ha gobernado el PSOE, incluso teniendo tasas de paro inaceptables en un país como España y los niveles de corrupción más altos junto a Madrid y Comunidad Valenciana. Por ello el PSOE debería de darse con un canto en los dientes con estos resultados. Hay que reconocer que su líder Susana Díaz con su discurso potente y directo ha conectado con su electorado y ha salvado los muebles. Le ha salido bien la estrategia de adelantar las elecciones y le va a dar un empujón al PSOE para las elecciones autonómicas de mayo. Aun así el resto de España no es Andalucía y el PSOE sufrirá presumiblemente un descalabro en forma de votos en muchas autonomías, especialmente País Vasco y Cataluña.

 

Ciudadanos: El otro gran triunfador del día de ayer. Hace unos meses poca gente contaba con que este partido consiguiera 9 escaños en estas elecciones. Hace algo más de un mes predije que Ciudadanos iba en serio y que iba a subir como la espuma. Y es que un partido catalán que defiende la unidad de España, con un líder joven y con un discurso moderado y efectivo se vende solo. Esta va a ser la tónica de este partido durante los próximos meses. Crecimiento al estilo de Podemos, sin saber donde está su techo, ya que todavía puede hacerle mucho daño al PP y en menor medida al PSOE. Habrá que ver como trata la prensa sus primeros escándalos que los habrá y a quien prefiere de compañero de baile en las elecciones autonómicas y municipales si al PP o al PSOE, ya que este partido será la llave de muchos gobiernos.

 

Podemos: Entrar con 15 diputados en el Parlamento es entrar por la puerta grande. Eso nadie lo discute a Podemos. También es cierto que Andalucía es uno de los peores sitios para conseguir votos de la izquierda, con dos partidos tan potentes y con tanta historia como Izquierda Unida y PSOE. Da la impresión que los chicos de Podemos han barrido a Izquierda Unida, pero no han conectado tanto con el electorado del PSOE como lo han echo en el resto de España. El resultado es bueno para la formación y además barre la sensación de que estaban perdiendo apoyos. Quien pensaba que Podemos va a ser flor de un día está mas que equivocado y da la sensación que se guardan un as en la manga para las nacionales donde pondrán toda la carne en el asador. Aún así esperaba que llegaran a los 18 escaños. No han dado ese gran paso adelante que hace meses se presuponía pero salen fortalecidos.

 

Izquierda Unida: deben de estar preocupados en Izquierda Unida. Son el partido que más porcentaje de votos han perdido y han pasado de 12 a 5 escaños. Un descalabro total. Competir con Podemos es algo demasiado difícil para Izquierda Unida, que ha sido lastrada por algún caso de Corrupción como el de las tarjetas Black, por su pacto con el PSOE en las anteriores elecciones y por algunos cargos políticos de la vieja guardia que no dejan que la savia nueva entre de lleno en el partido. Les salva que tienen a un gran líder como es Alberto Garzón que sostiene el partido, sin el directamente estarían acabados.

 

Partido Popular: El otro gran perdedor de las elecciones con una pérdida de un tercio de sus escaños. De 50 han pasado a solo 33. Al PP no le debe preocupar perder tantos votos en Andalucía, sino lo que puede empezar a perder en el resto de España con el ascenso brutal de Ciudadanos. Si hasta ahora habían tenido suerte de que la izquierda estaba dividida y que el PSOE tenía que luchar contra Izquierda Unida o más recientemente contra Podemos, ahora resulta que el partido de Albert Rivera empieza a restar votos de forma vertiginosa al partido de la sede Génova. Deberían estar preocupados ya que es probable que en las autonómicas pierdan mucho del poder conseguido en 2.012, incluso se ven amenazados feudos históricos como Madrid y la Comunidad Valenciana. El PP se nutre especialmente de amas de casa, y a gente jubilada fácilmente manejable por los medios de comunicación. La parte mala para el PP es que el nuevo electorado de centro y de derechas conecta mucho más con Ciudadanos y muy poco con el PP que intenta vender infructuosamente la tibia recuperación económica. El futuro del partido político pinta gris en un futuro ya que parte de su electorado fallecerá en los próximos años. La gente mayor es oro puro para este partido ya que les entregan incondicionalmente su voto. O espabilan y se regeneran de verdad o pasarán de Partido Popular a Partido Perdedor.

 

Ahora viene una reflexión de porque nos afecta la política en nuestras vidas y porque hay que votar en las elecciones. Analicemos las virtudes de dos países como España e Inglaterra y como deberían traducirse en un índices de paro bajos y en una economía potente. España es el tercer país más turístico del mundo con unos 60 millones de visitantes gracias a nuestra herencia cultural y al buen tiempo que hace en nuestro país. Estratégicamente está en una posición envidiable ya que es la puerta de Europa con África y la puerta de China con Europa ya que el puerto de Valencia es el que más exportaciones recibe con destino a nuestros vecinos europeos. Aparte y tras el descubrimiento de América tenemos estupendas relaciones con toda Sudamérica, lo que nos hace ser después de Estados Unidos, el segundo máximo inversor en esta parte del mundo. Inglaterra por contra es el séptimo país más turístico del mundo con 30 millones de turistas y mantiene una fluida relación comercial con Estados Unidos. Ha desarrollado una industria potente y un sistema liberal en el que montar una empresa es fácil. Sus autónomos pagan cuotas mucho menores y las empresas hasta que no tienen beneficios no empiezan a pagar impuestos. Vemos que mientras uno de los dos países gira todo en torno al turismo, la economía inglesa está mucho más diversificada y tiene un buen número de turistas, una industria potente y un tejido empresarial mucho más sólido que el nuestro. En principio la materia prima de ambos países para triunfar es bastante más favorable a España, pero con políticos tan pésimos como los que nos han gobernado desde la transición, los ingleses seguirán viniendo a España de vacaciones porque somos un país de sol y playa y poco más y la juventud española seguirá yendo a Inglaterra a aprender inglés buscando un futuro mejor que su país les niega…ahí lo dejo.

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>