El 20 de diciembre se celebraron en España, las elecciones generales mas esperadas de los últimos 30 años. Por primera vez en mucho tiempo los españoles hemos tenido variedad para elegir. Ya no hay solo dos opciones para votar, las cuales se han estado alimentando mutuamente por el miedo que había, por el hecho de que la otra podría ganar. España desde tiempos inmemoriales ha estado dividida en dos mitades. La España de izquierdas y la de derechas, y vemos que el reparto de escaños de estas últimas elecciones correspondería a 178 de los partidos de derechas y 172 de los partidos de izquierda. Es decir una mitad casi perfecta. Eso sí, en votos la izquierda ganaría. Esto se debe a que por ejemplo el PP, Pnv y Ciu, necesitan muchos menos votos que otros partidos, como Izquierda Unida para conseguir un escaño. Datos numéricos aparte vemos que el bipartidismo es cosa del pasado aunque sigue siendo fuerte.

 

6816278002_9235da3aac_z

 

Izquierda Unida: es un histórico en horas bajas sostenido exclusivamente por su excelente líder Alberto Garzón. Sin el no hubiera conseguido ni la mitad de su nada desdeñable casi millón de votos. El Psoe ha frenado la sangría de votos y ha sabido aguantar el chaparrón que se le venía encima con Podemos. El Partido Popular ha perdido en 4 años uno de cada tres votantes, en concreto: 3.600.000 millones, cuya mayoría han desembarcado en Ciudadanos que ha conseguido 3.500.000 millones. Muchos menos de lo que les daban las encuestas. Podemos emerge como la gran amenaza del bipartidismo, como centro catalizador de movimientos de izquierda que han sabido unirse al partido morado, y que reúne a la mayoría de los nuevos líderes políticos españoles(Ada Colau, Mónica Oltra, Alberto Errejón, Pablo Iglesias) que están dando mucho que hablar en el presente y sin duda escribirán muchas páginas de historia en este país.

 

Es curioso que un partido como Ciudadanos, tan aupado en las encuestas, haya conseguido solo 40 escaños. Hace muy poco, varias encuestas le daban mas de un 20% de los votos, y con posibilidades de disputar el primer puesto a PP y Psoe. ¿Eran ciertas estas encuestas? Sin duda que no. Ha habido un interés especial desde los medios de comunicación y poderes fácticos de este país para enterrar al Partido Popular, en beneficio del partido naranja. Básicamente los dos partidos defienden los mismo. Unidad de España, condiciones laborales pésimas para los trabajadores, y sanidad privada. Pero preocupaba la imagen del Partido Popular tan desgastada últimamente y que en un futuro sucumbiera a la irresistible fuerza de Podemos. En unos años, la mayoría de los futuros votantes irán para el partido morado que si conecta con la juventud, y como desde el Ibex35 se ha dicho alguna vez España necesita un Podemos de derechas. Por eso Ciudadanos, un partido con un rostro joven, sin corrupción a sus espaldas y con poder para seducir a las nuevas generaciones de centro derecha surgió con fuerza en este país. No obstante sus paupérrimos resultados hacen difícil que consiga un apoyo tan fuerte en próximas elecciones. Los medios de comunicación y grandes empresas tendrán que elegir entre un partido añejo que todavía no ha empezado una renovación y en la que la corrupción está generalizada, y un partido que crece, pero que todavía dista mucho de poder gobernar. Sin duda el gran fallo de Ciudadanos ha sido no mantener la equidistancia entre Populares y Socialistas, e inclinarse hacia la derecha, aliviando por el centro al Psoe. Al hacer este movimiento de última hora, hizo recobrar apoyos al partido de Ferraz en el último minuto.

 

Hace 4 años, nadie imaginaba en la sede Génova, un panorama tan desolador como el actual. Ningún partido ha gozado de tanto poder como los Populares en España, donde gobernaban con mayoría absoluta, y donde el mapa se teñía de azul en la inmensa mayoría de los municipios. Ahora han perdido media España en términos municipales, yendo a ir la mayoría de las alcaldías para el Psoe, e incluso han perdido la joya de la corona: Madrid, gobernada por Ahora Madrid, partido controlado por Podemos. No solo esta ciudad ha sido perdida, también otras como toda la Comunidad Valenciana, Sevilla, Zaragoza, o Valladolid han cambiado de bando. A día de hoy, tampoco saben si van a gobernar el país o una alianza de izquierdas comandada por el Psoe, le destronará también del poder. Algo que temen sobremanera los populares. La ineptitud de su líder, la sonrojante política económica, la corrupción y las precariedad que asola nuestro país, han cavado la fosa de un Partido Popular, que no se sabe si será enterrado ya mismo, o le darán el golpe de gracia en próximas elecciones.

 

Sin duda el partido que mas pende de un hilo en todos los sentidos es el Psoe. Haga lo que haga habrá opiniones en contra de su forma de proceder. ¿Se imaginan poder gobernar y al final dejar que el Partido Popular lo haga? ¿Se imaginan gobernar junto a Ezquerra Republicana, Izquierda Unida y Podemos? Lo primero sería suicidarse directamente, y convertir a Podemos en la única alternativa al Partido Popular, preparando un gran desembarco de votos de los socialistas al partido morado. La otra alternativa es gobernar y tener de socios a los que te están aniquilando, teniendo que bajarte los pantalones y gobernando mas para la gente, que para los grandes empresarios que controlan, esta oligarquía parlamentaria que es España. Ambas realidades son letales para el Psoe, quizá menos la segunda. Al tener que hacer realidad una serie de medidas sociales impuestas por sus socios, de las que ahora mismo no quieren no oír desde el longevo partido socialista. Otro fuente de conflicto será sin duda, la vieja guardia comandada por Felipe González(gran líder de los socialistas, que hoy por hoy está mucho mas cercano a las tesis populares), y la archirrival de Pedro Sánchez, Susana Díaz, que quiere el sillón de este y seguirá reclamándolo provocando que el liderazgo de Sánchez penda de un hilo. Difícil papeleta la que tiene encima El Psoe, aunque conociendo como se las gastan, como siempre elegirán la peor opción.

 

La cifra de 69 diputados de Podemos, es algo mayor de lo que mucha gente se esperaba. Mucha gente quiso enterrar al partido morado. Diciendo que estaba acabado. Hace mucho tiempo dije, que como mínimo un 20% de los españoles votarían a la formación morada. El tiempo me ha dado la razón, por mucho que las encuestas quisieron otorgarle un hilarante 10%. En mi opinión Podemos ha dado en el clave en sus tesis, muchas veces criticadas, al ir en contra del pensamiento impuesto de otros partidos o medios de comunicación. Demostrando que es posible cosas como un referéndum para la autodeterminación de Cataluña(algo de lo que no quieren ni hablar PP ni Ciudadanos, porque ya no lo podrían usar como arma electoral, ni Ciu no vaya a ser que se celebre y se le acabe el chollo de vivir como reyes en el estado español). No olvidemos que hace poco en Inglaterra se celebró un referéndum para la autodeterminación de Escocia. El resultado fue favorable para la valentía del conservador Cameron, y ahora nadie habla de independencia en Escocia, fin de los desahucios, algo que hace poco se trataba como quimérico por PP y Ciudadanos, o reducción de la deuda en mas de un 19%, mientras el gasto social aumentará un 26%. Sin duda la gran amenaza del bipartidismo y que ha entrado con mucha fuerza en las instituciones.

 

POLITICA DE PACTOS

 

Tres son los posibles escenarios que se dibujan, en la política española.

Gobierno de minorías: Que el PP gobierne en minoría, con la abstención de Ciudadanos y Psoe. Aprobando leyes puntualmente con estos dos partidos.

Favorece: PP y Podemos. El Partido Popular seguiría gobernando y Podemos quedaría como única alternativa al Partido Popular.

No favorece: Psoe. No conseguiría gobernar, en un escenario en el que si es posible hacerlo. Muchos de sus votantes no se lo perdonarían.

Ni favorece, ni deja de favorecer: Por una parte gana puntos, al ofrecer estabilidad al país, ofreciendo su apoyo ‘desinteresado’. Por otra parte, votantes ganados, con la promesa que no dejarían gobernar ni a PP ni a Psoe, se pensarán dos veces su apoyo en próximas citas electorales.

 

Acuerdo PP-Ciudadanos con abstención de Psoe. Poco probable, ya que Ciudadanos ya ha dicho que espera la abstención del Psoe, para no ser el único que se retrata dejando gobernar al Partido Popular.

Favorece: Partido Popular, ya que seguiría gobernando, Podemos, ya que seguiría siendo la única alternativa al Partido Popular.

No favorece a Psoe: ya que dejaría gobernar al Partido Popular. Ciudadanos, ya que parecería un partido cercano al Partido Popular, y sería difícil ganar votos a votantes del Psoe, que ni en pintura quieren ver al PP gobernando.

 

Alianza de partidos de izquierda: comandados por el Psoe y secundado por Podemos, Izquierda Unida, Ezquerra Republicana, ¿PNV?

Favorece: Psoe. Quizá sea la última oportunidad del Psoe de seguir siendo referente en este país. Gobernar, hacerlo bien y ser un partido que sepa aunar bienestar social y buena sintonía con la gran empresa.

No favorece: Partido Popular, ni Ciudadanos. Simplemente porque a la derecha estaría en la oposición.

Ni favorece, ni deja favorecer: si el Psoe, lo hace bien, es posible que arrebate votos a los podemitas, aunque es difícil que el Psoe lo haga bien, y ahí pueden conseguir muchos votos socialistas.

 

Sin duda, nos esperan tiempos convulsos, donde las redes sociales y la contrainformación ganan peso específico, como generadores de opinión, donde la gente desde la transición vuelve a estar interesada por la política, donde los efectos de la anestesia del bipartidismo son casi imperceptibles, y donde el futuro es incierto y apasionante, desde follatealacrisis, estaremos al pie del cañón para contártelo.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>