Me levanto sobre las 7:30, no se cuanto voy a tardar en cruzar la frontera, así que prefiero hacerlo con tiempo. Cojo un tuk tuk que me lleva a la frontera por 150 baths(casi 4 euros). Una vez allí cambio dinero. Consigo 35 dólares que te exigen para conseguir el visado y cambio 4000 baths(100 euros) por la moneda laosiana el kip. Me dan a cambio 920.000 kips. Si suena a que soy millonario, pero nada mas lejos de la realidad. 920.000 kips son unos 100 euros aproximadamente.

Voy a la aduana para sellar mi salida de Tailandia. Curiosamente me encuentro con Cris, el chico americano que conocí en la van que me llevó de Chiang Mai hacia Chiang Rai. Hablamos sobre su estancia en Chiang Rai, me cuenta que fue relajada.

Procedo a hacer la salida del país. En menos de 5 minutos está hecha. Me sellan el pasaporte en la aduana y pago 20 baths(50 céntimos) para que un autobús me lleve a la aduana de Laos. Una vez he llegado a la aduana relleno 2 impresos y hago 2 o 3 minutos cola. Entrego los impresos rellenos, una fotografía y el pasaporte. Me dicen que espere en la otra ventanilla. Me entregarán el pasaporte con el visado. 10 minutos después entrego 35 dólares y recibo mi visado. El trámite es muy fácil. Entrar en Laos desde Chiang Khong se puede hacer en menos de 30 minutos.

Mientras estaba rellenando los papeles una chica laosiana se acerca y me pregunta si voy a contratar un slow boat. Contesto que sí. Me pide 1.200(30 euros) baths por el ticket y el tuk tuk hacia el muelle que está en Laos. Me parece justo ya que en internet había leído que ese sería el precio mas o menos. Antes de coger el tuk tuk esperamos a 2 chicas japonesas a que terminen de tramitar el visado. Es buen momento para conocer a la gente que va a hacer el trayecto en barco por el Mekong. Conozco a un inglés de mas de 50 años, una pareja de italianos que lleva 4 meses viajando y a otros 3 italianos de unos 35 años de Azcona. Siempre que hay españoles e italianos cerca la amistad está asegurada. Les hablo sobre mi viaje a Angkor Wat ya que ellos lo harán después de su estancia en Laos. Cogemos el tuk tuk y hacemos una parada de unos 15 minutos para pagar el ticket y comprar algo de comida ya que en el slow boat no venden. 20 minutos después embarcamos unas 75-80 personas dispuestas a hacer este relajado pero a la vez excitante viaje.

Empezamos el trayecto, la velocidad es la justa para disfrutar de las vistas. A uno y otro lado veo como la vegetación nos rodea. Es imposible penetrar. El espectáculo es soberbio, montañas a nuestro alrededor, poblados de laosianos saludándonos, vacas pastando en las orillas.

 

dia12 Mekong 40

 

 

dia12 Mekong 83

 

Estoy sentado con el hombre inglés. Hablamos sobre muchas cosas: viajes, política, fútbol, música, sobre la vida en general…Es una persona abierta de mente, mas que mucha gente joven que conozco. Ha visitado bastantes lugares. De España: Madrid, Barcelona, prácticamente toda Andalucía, Mallorca y algunos pueblos y ciudades del norte que no recuerda. El viaje transcurre tranquilo excepto por el grupo de ingleses borrachos que tiene revolucionado a todo el pasaje. Afortunadamente estoy en el otro extremo del barco y apenas les oigo. Un chico belga se sienta con nosotros. Nos cuenta que su viaje va a durar un año entero y que ya ha visitado: Malasia, Camboya, Laos, Tailandia, Myanmar, Sri Lanka, Filipinas, Indonesia, Singapur, Bali…creo que se me olvida alguno. A mucha gente le parece mucho un mes entero y este chico va a estar un año fuera de su casa viajando, conociendo nuevos lugares y gente viviendo la vida. En ese año habrá acumulado mas experiencias increíbles que el 90% de las personas que vivimos en este planeta. Me alegro por el.

Llegamos a nuestro destino: Pakbeng. Pakbeng es una pequeña localidad que vive del turismo de los slow boats. Básicamente existe 7 u 8 guesthouse, dos o tres restaurantes, una casa de masaje y un mercado matinal para abastecer a los viajeros.

 

dia13 Mekong 04

 

Allí nos esperan varias personas para ofrecernos un hostel. Pagamos 45.000(5 euros) kips por una habitación doble(unos 5 euros). Nos juntamos varias personas que viajamos en el mismo speed boat. Cuando nos hemos duchado salimos a cenar. Vamos 2 japonesas, 3 chicos italianos, un chico americano, un inglés y yo. Nos paramos esperando a uno de los chicos italianos y de repente un chico de Laos se pone a hablar con una de las japonesas. Intenta ligar con ella, lo hace realmente mal. La japonesa se ríe, pero el chico no se da cuenta de que en realidad se ríe de el. La japonesa le dice ‘Deberías ir a tu casa’. El chico le hace caso, no sin antes hacer la última tontería. Vamos a cenar a un restaurante hindú. El nivel de la comida es medio, nada del otro mundo pero lo pasamos bien hablando. Hora y media más tarde regresamos al hotel a descansar. La verdad es que estoy bastante descansado en comparación con otros días. Tengo ganas de que llegue mañana y seguir disfrutando de la travesía del Mekong, aunque me costará dormirme mi compañero de habitación ronca…

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>