Nos hemos despertado a las 4:30 a.m. Hoy vamos a visitar una de las mayores joyas arqueológicas en el mundo: Angkor Wat. Me he dado una ducha y la recepcionista nos ha entregado un táper de fruta. Ayer le pedimos algo de comida y gentilmente nos ha cortado un trozo de piña y un par de bananas. El desayuno lo tenemos incluido pero comienza a las 6:00.

A las 5:00 hemos quedado con nuestro guía Phally Hoes. Phally es un guía camboyano que está aprendiendo español. Su nivel es más que suficiente para comunicarse sin problemas y dar buenas explicaciones sobre los templos, costumbres y vida en Camboya.

Tras las presentaciones en el hostel nos lleva en su tuk tuk tuneado con la bandera de España y los colores del Barsa. Compramos la entrada de 3 días aunque realmente solo vamos a estar dos (el precio es el mismo). Entramos en el complejo de Angkor Wat. Es completamente de noche. Junto al templo hay un estanque. En él, cientos de turistas se agolpan con sus cámaras esperando que amanezca. Poco a poco se empieza a ver la luz.

 

Se empiezan a adivinar las formas de Angkor Wat. El edificio religioso más grande el mundo, superando a otros como la Basílica de San Pedro en Roma o la mezquita Masjid Al-Haram en La Meca. Los colores en el cielo empiezan a tornarse amarillos y anaranjados y la noche comienza a desaparecer. Se hace la luz. Miles de cámaras empiezan a hacer fotos al unísono. La belleza del templo es singular y la mística de un amanecer, convierte la estampa en una fotografía de inmensa belleza.

 

angkor1

 

Después de hacer 1.001 fotos, nos volvemos a reunir con nuestro guía. Esta vez nos lleva al templo de Bayon. Para mí este templo es incluso más impresionante que Angkor Wat.

 

bayon1

 

Un templo que se construyó para el culto budista, pero que posteriormente se restauró y se adaptó para el culto hinduista. Fue construido en el siglo doce por el imperio Khmer. Originalmente había 49 torres en este templo, hoy solo quedan 37. Muchas de estas torres cuentan con cuatro caras. Una cara por cada punto cardinal, aunque algunas solo tienen tres y dos caras.

 

Angkor caras Giant Faces At Bayon Temple  Cambodia

 

 

Seguimos viendo templos, mucho más pequeños y coquetos. Nos encontramos con unos monjes adolescentes haciéndose fotos. Nos piden hacerse una foto con nosotros con su móvil de última generación. Estoy escribiendo estas líneas en mi diario en la entrada norte de Angkor Thom. Contemplo un río. Dentro del río hay troncos muy finos y muy altos que forman una vegetación minimalista y bohemia. Un Locus Amoenus para un viajero. Un remanso de paz para mis castigados pies.

 

dia4 angkor 39

 

Seguimos nuestro tour. Esta vez por el este de Angkor. Esta vez nuestro guía nos lleva a ver los templos de Thommanon: que fue construido a principios del siglo doce y su tamaño es bastante pequeño si lo comparamos con la grandeza de Bayon o Angkor Wat.

Ta Keo: Otro templo gigante construido a finales del siglo diez y principios del siglo once. Tiene una estructura piramidal con varias torres en la parte superior.

 

ta keo

 

Chao say: otro templo pequeño construido a mediados del siglo doce. Recientemente el gobierno chino empezó a restaurarlo.

Después de todas estas visitas fuimos a comer. Yo comí un plato con pollo y verduras bastante picante. El postre mereció la pena: pancake de piña con miel. Una auténtica delicia. Las vistas muy bonitas a un lago adyacente.

Después del descanso y la recuperación de fueras que supuso la comida. Fuimos a visitar el templo de Ta Prohm. Construido a finales del siglo doce. Este templo es quizá el más famoso después de Angkor Wat por estar prácticamente engullido por la selva. Fue elegido por la ‘Escuela francesa de extremo oriente’ para ser dejado en su estado natural. Este es el resultado.

 

Ta Prohm   Flickr - Photo Sharing!.html

 

 

Por último fuimos de nuevo el templo de Angkor Wat para contemplar el atardecer. Dentro del templo vimos como un monje bendecía a una niña de unos dos años. La niña lo miraba sin saber porque ese hombre le gritaba y le hablaba tan rápido. Hubo un par de momentos en que la niña se giró hacia sus padres. Estos la sonrieron y la giraron de nuevo hacia el monje. Después de esta curiosa escena salimos del templo para ver la puesta de sol junto a un pequeño lago fuera del templo. Ver el sol cambiando de color amarillo a naranja y de naranja a rojo no tiene precio. No se porque, pero las puestas de sol en Asia son espectaculares. Será que Asia está mas cerca del cielo.

 

angkor sunset

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>