Esto no es solo un post sobre lo malo que es establecer unos hábitos rutinarios en tu vida, también lo es sobre hacer cambios profundos que hagan que tu ser se libere y vaya más allá. Escrito así suena muy poético y poco nítido, pero iremos desgranando un poco mas estas dos ideas.

Lo peor de la rutina, es que no nos damos cuenta nunca de que caemos en ella. La gente suele actuar de un modo lineal. así todo el mundo lleva muchos años trabajando en el mismo sitio, lleva muchos años con la misma persona y hace las mismas cosas de siempre. ¿Es esto malo? Depende. Sino te gusta tu trabajo y llevas años trabajando en lo mismo, puede ser hasta mortal. El cerebro prefiere una enfermedad grave a un cuadro de estrés fuerte que no puedas controlar. Es su forma de avisarte de que si sigues por ese camino, no te va a ir nada bien. Con las parejas pasa lo mismo. Muchas relaciones pasan de los diez años, y la gente no se aguanta. ¿Por qué se sigue? En muchos casos porque se ha firmado una hipoteca, otros porque se tienen hijos. Los hijos seguramente te puedan dar satisfacciones vitales enormes, aparte son el futuro de este mundo. Las hipotecas, en fin son la causa de miles de parejas que no se dejan y que serían mucho mas felices estando solos, o empezando otra relación mas sana. Conozco mucha gente que ha comprado una casa y ahora se arrepiente. El mundo es muy cambiante, las personas menos. La gente se ha metido en una hipoteca, pensando que es algo muy seguro, con la inestabilidad reinante creo que no me metería en una hipoteca, sino tuviera como mínimo el 80% del coste de la casa. Si has elegido este estilo de vida has elegido el camino más fácil, no el más seguro.¿Qué mas opciones quedan? Si vives como la mayoría de la gente al menos haz cosas diferentes en tu tiempo libre dedícate a lo que te gusta, no te fijes en lo que tiene o gana el vecino, viaja, vete al teatro y a conciertos, no te quedes todo el fin de semana por pereza, porque sino llegará el lunes y tendrás una larga semana por delante en la que lo único que has tenido es una vida artificial de pizza, fútbol y programas del corazón.

 

2892480533_f9c942d227_z

 

La gente tiene miedo al cambio. Normalmente el cambio pensado por las personas trae tres posibilidades: qué pierdas con el cambio. Has intentado algo, no ha salido bien y aparte no has aprendido nada. Si, no has conseguido tu objetivo, pero has aprendido, te has levantado y eres un poco mas sabio. Imagínate que has ido a otro país para vivir y aprender otro idioma durante tres meses, ya que hay muchas posibilidades de que te cojan en una empresa en la que siempre has querido trabajar, pero finalmente no has conseguido tu objetivo y han cogido a otra persona. ¿Has perdido? se puede decir que sí. Pero has ganado vivir en otro país, hacer y conocer cosas nuevas, conocer nueva gente y una nueva cultura, ampliar tu curriculum, y que no te hayan cogido esta vez no quiere decir que no te vayan a coger la próxima vez, de hecho ahora estás mas cerca que nunca de que te cojan. Mucha gente ve esto como un fracaso, el haber hecho un cambio en su vida para no conseguir lo que se proponía, pero en realidad en este ejemplo se ve claramente que de fracaso mas bien poco. Lo mas probable es que esta persona en cuestión aún no habiendo conseguido el trabajo soñado, consiga un trabajo de similares características. La otra opción sería cambiar y ganar directamente. Un ejemplo claro sería la persona del ejemplo anterior cambiando de país para conseguir un trabajo que le gusta y consiguiéndolo finalmente. Hay muchas opciones de que esto ocurra, y si miramos atrás en nuestra vida nos damos cuenta que muchas veces que hemos arriesgado hemos ganado y otras muchas a pesar de no haber ganado hemos aprendido valiosas lecciones.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>