Piénsalo antes de entrar por la puerta de una clínica de acupuntura. Eso fue lo que me pasó por la cabeza cuando estaba ante la puerta de la clínica del Dr Zhao en Madrid. Tenía reservas con todo lo que se refiere a las medicinas orientales alternativas y a todo lo que rodea a ese mundo. De todas formas y tras una exhaustiva búsqueda en la red de redes me decidí a probarlo.
Pero expliquemos brevemente que es la acupuntura. En nuestro cuerpo: según la medicina china existen catorce meridianos donde fluye la energía y 365 puntos, que al ser presionados por las agujas, desbloquean puntos donde la energía fluye. Permitiendo así un equilibrio en el organismo y disminuyendo problemas que puedan originar enfermedades o debilidad del individuo.

 

acupuntura

 
La acupuntura es usada para los dolores de espalda, liberar el estrés, la ansiedad, la depresión, los problemas sexuales, el dolor de cabeza y para la mejora del bienestar general del paciente. Actualmente goza de una gran aceptación en Europa. En España cada vez más la gente confía en esta disciplina milenaria y existen aproximadamente 3000 médicos con titulación.
Con estos datos solo se me ocurren dos escenarios posibles:
La acupuntura tiene un efecto placebo brutal y ha conseguido aliviar y ayudado a curar diversas dolencias y enfermedades de miles de personas
La acupuntura funciona aunque la ciencia no ha descubierto el ‘como’ ni el ‘porque’.
Sólo sé que a mí me ayudó. Cuando fui a la clínica del Doctor zhao, entré por la puerta y me atendió su hija. Me hizo una serie de preguntas de toda índole. En esa época estaba en un trabajo que no me gustaba y me sentía muy cansado y estresado. Me preguntó si había tenido alguna diarrea últimamente. Le dije que la semana pasada. Me explicó que ansiedad y el estrés afectan de manera especial al hígado y que la diarrea y mi agotamiento físico y mental eran consecuencia de ambas.
Me condujo hacia una camilla y me pidió que me relajara. A los 5 minutos vino el doctor Zhao y me colocó unas quince agujas en mi cuerpo. Varias de las agujas me hicieron respirar diafragmáticamente produciéndome un alivio instantáneo. Una de ellas, clavada en el abdomen me hizo reír a carcajadas. No entiendo por qué, pero más gente me ha dicho que tuvo experiencias similares. Salí de la clínica con otro humor y con más energía. Los días siguientes me sentía más descansado y con menos estrés. Lamentablemente con el tiempo volví a estar en una situación parecida a antes de mi sesión de acupuntura. Situación que desapareció cuando dejé el trabajo y estuve 2 meses en el paro dedicándome a mí mismo. Conclusión antes de ir a acupuntura deja tu trabajo o tu fuente de estrés. La vida es demasiado corta como para preocuparse.

  1. Encantada con acupuntura says:

    Yo llevo tratándome con acupuntura más de tres años y no he necesitado cambiar mi trabajo para encontrarme mejor.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>